Madre con avanzada demencia recobra la memoria – Después de que su hijo le diera 2 comidas especiales cada día

Forex, Videos, Acordes, Dieta, Hosting, Letras, MP3, Musica

La demencia senil es un síndrome en el que la persona afectada va perdiendo sus capacidades cognitivas. El deterioro de las funciones cognitivas causado por el envejecimiento de las células cerebrales, puede provocar confusión mental, dificultad en la toma de decisiones, desorientación espacial, dificultades de comunicación, deterioro intelectual, pérdida de memoria… Y con el paso del tiempo, es habitual que el afectado tenga dificultades para reconocer incluso a sus más allegados.

Además, podrían producirse alguna conducta agresiva, de negatividad, intrusividad o alteraciones en el estado de ánimo que dificultan aún más la situación.

La demencia es una de las enfermedades más duras para quien lo sufre, pero sin duda aún más para sus familiares. Algo que Mark Hatzer ha sufrido con su madre de 82 años, Sylvia, que comenzó a tener demencia.

A Mark comenzó a superarle la situación, viéndose obligado a ingresarla en una residencia porque era un peligro tenerla sola en casa.

Sylvia tenía una demencia muy avanzada. Dejó de reconocer a su propio hijo, al punto de quejarse a las enfermeras porque aseguraba que él quería secuestrarla.

Sin embargo, tras meses tomando una dieta especial consiguió recobrar la memoria, según ha declarado el periódico británico Manchester Evening News.

Este puede ser un gran descubrimiento en la lucha contra la demencia.

El padre de Mark murió de un ataque de corazón en 1987 y, su madre, de 82 años, comenzaba a tener demencia.

A Sylvia le recetaroin medicamentos contra su demencia pero Mark no lo vio buena idea; prefirió recurrir una dieta especial para luchar contra la demencia de su madre.

Tras muchas investigaciones, Mark, residente en Reino Unido, descubrió que en los países mediterráneos los índices de demencia senil eran mucho más bajos, y pensó que esto debía ser por algo, no por pura coincidencia.

“No puede ser por el ambiente, ni por el calor, debe ser por otra razón”, aseguró Mark.

Y decidió darle de comer lo mismo que se comía en los países mediterráneos.

“Todos sabemos que el pescado es bueno para el cerebro, pero también existen los arándanos, las fresas, las nueces de Brasil y otros tipos de nueces. Las nueces tienen, de hecho, forma de cerebro y era como una señal de que debía ser bueno”, comenta Mark a Manchester Evening News.

Sylvia comenzó a comer brocoli, avena, batatas, té verde y chocolate amargo.

Durante varios meses, la madre siguió esta dieta estricta dieta y comenzaron a verse los resultados. Lentamente, empezó a recuperar su memoria, de una forma quizá milagrosa.

“No fue algo que ocurrió del día a la noche, pero pasados varios meses comenzó a recordar por ejemplo los cumpleaños, y recuperó su propio yo. Estaba mucho más alerta y más consciente de las cosas”, cuenta el hijo al periódico.

“Por el momento, no hay todavía ningún tratamiento seguro contra la demencia, o para prevenirla. Pero una alimentación saludable y el ejercicio cognitivo pueden ayudar”, ha explicado Sue Clark miembro de la organización Alzheimer’s Society.

“Lo he hecho por mi madre, ella ha hecho un trabajo muy duro, pero si lo que hemos logrado puede ayudar, pues está bien”, dice Mark.

Como un gran tributo a los avances revolucionarios de Sylvia y Mark en la lucha contra la demencia, Sylvia ha sido invitada a la fiesta anual de verano de la reina Isabel de Inglaterra.

¡No olvides COMPARTIR esta genial historia para ayudar a todos aquellos que están sufriendo demencia senil!


Deja tu comentario abajo.

Compartir con tu Familia y Amigos!

Califícalo




Qué Opinas?